Progreso del Lección
0% Completado

TIPO DE PIELES

Lo primero y lo más importante es una piel sana y bonita por eso es importante, que conozcas TU TIPO DE PIEL, esto para que tu rutina de limpieza sea fácil, Observando la textura, color, características y reacciones podemos determinar qué tipo de piel tenemos y cuidarla con productos que la equilibren y mantengan en buen estado.

Piel Normal 

Este tipo de piel presenta una textura regular y no tiene imperfecciones. Además, tiene un aspecto suave y limpio sin necesidad de hacer nada. “Se caracteriza porque no tiene brillos y el poro es pequeño. Las personas que poseen este tipo de piel tienen un tono rosado y uniforme”. 

La piel normal es probablemente la más fácil de tratar, ya que no necesita atenciones especiales. Aunque, no hay que descuidarse mucho, pues, aunque no necesite tantos cuidados como otras, también hay que prestarles atención, ya que con el tiempo tienden a convertirse en pieles secas.

Este tipo de piel requiere una tonificación y limpieza, así como darse crema hidratante día y noche, para proteger e hidratar la epidermis. 

Aunque las pieles normales no presenten ningún problema en particular, es esencial disponer de un cuidado específico para evitar daños debido a factores externos como la exposición solar o al envejecimiento natural.

Como cuido mi piel Normal

  • Limpia todos los días, por la mañana y en la noche, evita los jabones. 
  • Usa una leche limpiadora o un desmaquillador facial en formato crema.
  • Utiliza un exfoliante facial para retirar las células muertas, el exfoliante de arroz es tu aliado. 
  • Hidrata con crema facial ricas en vitamina E.

Piel Seca 

La piel seca se caracteriza por la falta de humedad en la misma, lo que da una sensación de tirantez y rigidez, tiene un aspecto apagado y blanco, y un tacto áspero. A veces suele tener manchas y en ocasiones parece más envejecida de lo que realmente es, además de que se ve muy afectada por los cambios climáticos.

Los aceites, cremas y bálsamos faciales hidratantes son eficaces para conferir más volumen a la piel si los utilizas dos veces al día. También puedes usar un exfoliante suave una vez a la semana para eliminar la acumulación de células muertas y dejar que la piel más joven y fresca que se encuentra debajo reluzca.

Como cuidar mi piel seca

  • Límpiate la cara con productos muy suaves
  • Hidrata con una creama bastante cremosa 
  • Tus aliados productos ricos en almendras, aceite oliva y aloe vera. 
  • Usa protector solar, evita la resequedad. 

Piel grasa

Las personas que poseen la piel grasa tienen un aspecto brillante en toda la cara, El mayor problema de este tipo de piel son los granos y puntos negros.

El exceso de sebo requiere una rutina y productos específicos. La piel grasa debe exfoliarse a menudo para evitar la suciedad. Existen diversas causas y factores que pueden provocar exceso de grasa en el rostro: desequilibrio hormonal, herencia genética, edad, clima, alimentación y estilo de vida entre otros. 

Como cuidar mi piel grasa 

  • Limpia todos los días, por la mañana y en la noche, evita los jabones. 
  • Opta por una espuma de limpieza profunda 
  • Utiliza un tónico con una pequeña cantidad de alcohol después de limpiar tu piel.
  • Hidrate con una crema libre de aceites y exfolia con avena. 

Piel Mixta 

Como la misma palabra dice, este tipo de piel está entre la piel normal y la piel grasa. La zona más grasa suele corresponder con la zona T (frente, nariz y barbilla), mientras que en las mejillas la piel es entre normal o seca.

Este tipo de piel es la más difícil de cuidar debido a su mezcla de características. Es necesario conseguir una correcta hidratación y al mismo tiempo que no genere sebo y que trate las zonas por separado, para no mezclarlas. Te aconsejo realizar una exfoliación y mascarilla nutritiva una vez por semana.

  • Limpia todos los días, por la mañana y en la noche, evita los jabones. 
  • Opta por una espuma de limpieza profunda 
  • Utiliza un tónico con una pequeña cantidad de alcohol después de limpiar tu piel.
  • Hidrate con una crema libre de aceites y exfolia con avena.